miércoles, febrero 15, 2006

Nota de Ecoloxistes n'Aición d'Asturies sobre el Proyecto de Planta Incineradora en Lena

Planta de “reciclaje” de neumáticos en Lena, una nueva apuesta por la incineración.

Ante los proyectos relacionados con la gestión de residuos, a instalar en el polígono de La Cobertoria, en el concejo de Lena, desde Ecoloxistes n'Aición d'Asturies quisiéramos hacer una primera valoración, ya que, si bien no conocemos con detalle cada uno de los proyectos presentados, creemos que, ante las solicitudes de información que hemos recibido es absolutamente necesario.

Hemos de decir que, tanto el proyecto de producción de biocombustibles, como el de la utilización de biomasa forestal para la obtención de energía, nos parecen muy interesantes y desde Ecoloxistes n'Aición d'Asturies siempre has sido apoyados. Ahora bien, para que estos proyectos salgan adelante, además de ser social y ecológicamente aceptables han de ser técnica y económicamente viables, por lo que no podemos olvidar que la planta de biocombustibles sería la tercera a instalar en nuestra Comunidad y en cuanto a la planta de biomasa se ha de justificar que dispone, en cantidad suficiente y precio adecuado, de la materia prima necesaria, es decir, suficientes residuos forestales, obtenidos con una adecuada gestión y sin que esto suponga un perjuicio para los bosques de donde se obtiene. Esta situación no siempre es posible y así, proyectos como los de la planta de San Tirso de Abres no se han materializado. Incluso proyectos tan interesantes, como la planta de biomasa de Allariz, en Orense, que además de residuos forestales utiliza restos de serrerías, obteniendo electricidad para los equipamientos municipales, y produciendo vapor para el funcionamiento de sistemas centralizados de calefacción, se encuentra con importantes problemas económicos. Esta situación ha supuesto una apuesta por la co-combustión, es decir, utilización de biomasas en plantas existentes, que, por sus características, como las de funcionamiento en lecho fluidizado, son capaces de trabajar con diverso tipos de combustibles.

Si las plantas propuestas par Lena se instalan sin justificar su viabilidad, podría suponer una apuesta para su utilización en procesos de co-combustión utilizando como combustible de apoyo, o mucho peor, como combustible principal los gases y especialmente el aceite resultante de la gasificación de los neumáticos. Y es que el proyecto de “conversión de neumáticos en carbón negro de humo y aditivos antidetonantes para combustibles de automoción” no es más que un proyecto de gasificación, es decir, la instalación de una “refinería” que tras la gasificación y destilado de los neumáticos, obtiene un aceite combustible, que sería una fuente de ingresos para la planta, por la venta de electricidad a precio fijo, como productor del Régimen Especial.

La combustión de estos aceite tiene importantes problemas, ya que, según las fuentes consultadas, su compleja composición dificulta el control de la combustión. Esta combustión es claramente una “incineración” de residuos[i], incineración que, además de presentar problemas, es totalmente innecesaria, ya que, son de sobra conocidos y utilizados, procesos de tipo mecánico para el tratamiento de los Neumáticos Fuera de Uso, y así, el Plan Básico de Gestión de Residuos en Asturias, contempla la instalación en COGERSA de una planta de troceado y granulación “miga de caucho”.

Este tipo de proceso, que permite el aprovechamiento de los materiales contenidos en los neumáticos, tanto en la fabricación de suelos blandos para parques, como sus componentes de bases asfálticas, para calles y carreteras, es lo que se viene haciendo desde hace años en plantas como la de Guardo, en Palencia que con una capacidad de 15.000 Tm/años sería más que suficiente para tratar la totalidad de los residuos generados en nuestra Comunidad, de 6.000 Tm/año según el mencionado Plan Básico de Gestión de Residuos.

Esta opción totalmente probada y de aceptable comportamiento ambiental habría de ser complementada con el resto de puntos recogidos en el PLGRA, como la reducción de la cantidad de neumáticos alargando su vida útil (neumáticos más resistentes, mejora de la conducción, vigilancia de la presión) o la reutilización en ciertos casos (mediante el recauchutado y el recanalado).

----------------------------------------------------------------------------

[i] REAL DECRETO 653/2003, de 30 de mayo, sobre incineración de residuos.

Artículo 3. Definiciones. A efectos de lo establecido en este real decreto, se entenderá por:

4. Instalación de incineración: cualquier unidad técnica o equipo, fijo o móvil, dedicado al tratamiento térmico de residuos mediante las operaciones de valorización energética o eliminación, tal como se definen en los apartados R1 y D10 del anexo 1 de la Orden MAM/304/2002, de 8 de febrero, con o sin recuperación del calor. A estos efectos, en el concepto de tratamiento térmico se incluye la incineración por oxidación de residuos, así como la pirólisis, la gasificación u otros procesos de tratamiento térmico, como el proceso de plasma, en la medida en que todas o parte de las sustancias resultantes del tratamiento se destinen a la combustión posterior en las mismas instalaciones .

No hay comentarios: