jueves, febrero 09, 2006

Presentación del Conceyu contra la incineración

Noticia en La Nueva España (9 de Febrero de 2006)

El Gobierno regional está dispuesto a abrir «un período amplio de reflexión» sobre la construcción de una planta incineradora de basuras en Serín (Gijón), según confirmaron ayer fuentes socialistas. Con esta decisión, el Ejecutivo, el PSOE e IU intentan evitar un nuevo motivo de enfrentamiento entre las dos fuerzas coaligadas del Gobierno del Principado.

Izquierda Unida ha manifestado en varias ocasiones su rechazo a la incineradora. Uno de quienes más se ha destacado en su oposición es Jesús Montes Estrada, coordinador de Gijón, municipio en el cual también gobiernan en coalición PSOE e IU. Hoy, precisamente, se constituirá el «Conceyu contra la incineradora de Cogersa». En esta plataforma estarán, junto con IU, la Unión de Consumidores de Asturias, la Coordinadora Ecologista, Ecologistas en Acción-Los Verdes, Andecha Astur y otras organizaciones políticas y vecinales.

Las discrepancias entre el PSOE e IU fueron abordadas el martes, durante una larga reunión. Entre otros, en las conversaciones participaron Noemí Martín, portavoz parlamentaria de IU en la Junta General; Jesús Sánchez, también representante de IU; Francisco González Buendía, consejero de Infraestructuras, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, y Antonio Suárez Marcos, director general de Calidad Ambiental.

«Procuraremos que esta cuestión no provoque más crispación de la necesaria», manifestaron fuentes del PSOE. En la misma línea se pronunció un cargo de Izquierda Unida: «Es deseable tratar este asunto sin prisas innecesarias que compliquen la situación. Hay margen suficiente para ello».

Como resulta de sus negociaciones, ambas fuerzas decidieron «suscitar un debate extenso, con amplia participación social», en el cual se expongan todos los pros y contras al proyecto de incineradora. Las conversaciones continuaron ayer por la tarde con una reunión entre responsables de los grupos parlamentarios del PSOE e IU. La base para la negociación fue una propuesta de la coalición en la que se plantea una moratoria para el proyecto y sobre la que, a última hora, se veía posible llegar a un acuerdo entre los grupos.

Pero detrás de las cuestiones técnicas del proyecto de la incineradora late, sobremanera, un problema político. Un enfrentamiento abierto y prolongado entre los socios de gobierno sobre el proyecto de Cogersa en un año preelectoral no es una opción agradable para el Ejecutivo regional. Y menos cuando afecta de lleno a Gijón y a otros concejos de la circunscripción central, claves para los comicios.
Plazos
González Buendía anunció recientemente que el proyecto, presupuestado en 220 millones de euros, se licitará en julio para que las obras de la incineradora estén terminadas en 2010.Buendía encabezó hace semanas la delegación asturiana que visitó dos incineradoras en París y en Viena. Con él viajaron Suárez Marcos y el gerente de Cogersa, Santiago Fernández. En la expedición también había un nutrido grupo de vecinos y concejales. El objetivo era convencer a los vecinos de la inocuidad de las incineradoras, al demostrar que existen en medio de las ciudades. No obstante, el Consejero dejó claro en el viaje que la decisión «ya estaba tomada» y que la visita a las instalaciones de París y Viena tenía como objetivo despejar las dudas de los afectados.

Fue a partir del momento en el que Buendía habló por primera vez de plazos cuando en IU se encendieron todas las alarmas. El diálogo para evitar la escenificación de un nuevo enfrentamiento se ha intensificado en los últimos días, tras conocerse la intención del Grupo Popular de llevar la cuestión a la Junta.

El Pleno que se inicia hoy en el Parlamento autonómico incluye una interpelación del PP al Consejo de Gobierno sobre la incineradora. PSOE e IU son conscientes de que podrán salir del paso en esta ocasión, en la que no se verán obligados más que a exponer sus respectivas posiciones sobre el proyecto. Ahora bien, si, como es previsible, los populares presentan una moción subsiguiente sobre el mismo asunto, la cosa cambia, porque habrá que votar. Así las cosas, socialistas y coalición tratarán de llegar en los próximos días a un acuerdo que les permita mantener una posición común en el Pleno de la próxima semana.

No hay comentarios: