lunes, marzo 22, 2010

Es recomendable buscar alternativas menos nocivas porque, además, las hay.

Fuente: http://www.lne.es

Emilia Vázquez
Diputada de IU en la Junta General del Principado y bióloga

«En este momento IU no puede decir que acepta una incineradora más pequeña»
«Si se construye un macrohorno, el reciclaje se dejará de lado»
«Quemar el 80 por ciento de las basuras, como se pretende en Asturias, es una barbaridad»

Oviedo, J. A. ARDURA

Emilia Vázquez, profesora de Genética en la Universidad de Oviedo, llegó al Parlamento asturiano tras el pacto de gobierno entre PSOE e IU. Los nombramientos como consejeros de Noemí Martín y Aurelio Martín hicieron correr la lista electoral y dejaron un hueco en la Junta a esta bióloga que en noviembre de 2008 no se imaginaba el empeño de sus socios socialistas en impulsar el proyecto de la incineradora que el líder de la FSA, Javier Fernández, retomó a principios de año. Emilia Vázquez añade a la conocida posición crítica de su coalición contra ese proyecto la voz autorizada de una profesora universitaria que en sus intervenciones políticas revela un afán didáctico más allá del discurso partidista.

-¿Cómo va la ley sobre gestión de residuos, que IU considera prioritaria respecto a la incineradora?

-Tenemos ya un primer borrador, que verán primero nuestros servicios jurídicos para darle forma de ley. Acto seguido, queremos presentarlo y discutirlo con nuestros socios de Gobierno y con los agentes sociales que rechazan la incineradora.

-¿Y cuándo piensan llevar esa ley al Parlamento regional?

-Nuestra intención es dar los primeros pasos para presentarla en la Junta antes de que acabe el actual período de sesiones.

-El portavoz socialista en la Junta, Fernando Lastra, ha dicho que el problema del vertedero de Serín no se soluciona con leyes.

-Los socialistas sostienen que la gestión de los residuos sólo tiene como solución una macroincineradora con la excusa de que el vertedero se acaba en 2015. Nosotros entendemos que hay otra manera de gestionar las basuras, menos gravosa económicamente, más sostenible medioambientalmente y mucho mejor para la salud de los ciudadanos. Y además generaría más puestos de trabajo. Pero el PSOE apuesta por la estrategia del miedo de que el vertedero se agota y sólo queda el recurso de la incineradora.

-¿Qué llegará primero, la ley o la tramitación de la incineradora?

-Para ser sincera, primero llegará la decisión de Cogersa porque la parte socialista del Gobierno y la FSA quieren iniciar los trámites de la incineradora cuanto antes, sin escuchar más a nadie, ni a nosotros ni a los ciudadanos. Ahora bien, la tramitación de la ley será más rápida que la de la incineradora.

-¿Por qué IU está en contra de la incineradora?

-Las experiencias de otros lugares nos indican que la macroincineradora no es la fórmula más adecuada. Incinerar un 80 por ciento de las basuras, como se pretende en Asturias, es una barbaridad. Incluso donde hay incineradoras, se alcanzan niveles de reciclaje y reutilización altísimos, que reducen la incineración a niveles del 20 por ciento. Por ejemplo, en Cataluña sólo se incinera el 15 por ciento.

-Pero en Cataluña IU apoya una nueva incineradora.

-No negaré que en política hay contradicciones. Pero, dicho esto, nuestra línea es hacer todo lo posible para que la incineración sea un recurso muy subsidiario o inexistente, si es posible.

-¿Entonces más que contra la incineradora, IU está contra su dimensión?

-Las incineradoras, para ser rentables, deben mantener el nivel de residuos a quemar. Si aquí se apuesta por una macroincineradora para quemar 450.000 toneladas al año, se dejarán las políticas de reciclaje en un segundo plano y se aparcarán. En Alemania, ante el aumento del reciclaje, ya se importan residuos de otros países para quemar en sus incineradoras.

-¿IU aceptaría una incineradora más pequeña?

-Ésa es una pregunta envenenada. El debate, en Asturias, se asentó sobre dos falacias. La primera, que el vertedero se acaba. No es así. Y la otra falacia es que estamos dispuestos a negociar el tamaño. En este momento, no podemos hablar del tamaño. En reciclaje queda todo por hacer. Se han perdido nueve años. Aún no sabemos si va a ser necesaria alguna de algún tamaño o ninguna, que sería nuestro objetivo, porque no se puede olvidar que existe un problema de salud, siempre controvertido pero real.

-¿A qué se refiere?

-Los ciudadanos deben saber que las incineradoras de la mejor tecnología emiten cenizas y escoria. En Asturias pasarían de 100.000 toneladas anuales de cenizas con materiales pesados, que son peligrosos según la legislación. Las escorias llevan dioxinas. Los efectos sobre la salud son difíciles de medir a corto plazo, pero las dioxinas están catalogadas como perjudiciales para la salud en todos los países, no porque lo diga IU. En modelos animales dieron experiencias cancerígenas. No queremos alarmismos. Pero es recomendable buscar alternativas menos nocivas porque, además, las hay.

-¿Cuáles?

-Tenemos el ejemplo reciente de Usúrbil, donde han apostado por el sistema de recogida selectiva puerta a puerta y se han triplicado las tasas de reciclaje.

-¿Qué le parece la posición del PP sobre la incineradora?

-Muy oportunista. Hace unos semanas, el PP presentó una interpelación en la que acabaron diciendo que los socios de gobierno no estamos de acuerdo. Demostraron que los ciudadanos les importan poco y la prueba más clara es que no presentaron la correspondiente moción, que ni está ni se la espera, para que los grupos dejáramos clara nuestra posición. Pero confiamos en que, por lo menos, apoyen nuestra ley de tratamiento de residuos.

1 comentario:

Marcial Lafontaine dijo...

Es alucinante oir hablar de oportunismo a un cargo de IU, cuya postura es estar en contra de la incineradora (o fingir estar en contra, que para el caso es lo mismo) pero seguir adelante con el pacto, lo que a fin de cuentas es como lo de Pilatos. Creen que no se manchan las manos, qué ilusos. Ya llegarán las elecciones.